Skip to content

Comienza la sesión

25 febrero 2009
by

amelieDesde que se inventó, el cine es uno de nuestros pasatiempos o aficiones preferidas, muy pocos se resisten al placer de una buena dosis de su género favorito acompañado de palomitas. En realidad, el cine constituye más que un pasatiempo en nuestras vidas. Además de entretenernos, de hacernos reír, llorar, dormir, o salir gritando improperios exigiendo “¡que me devuelvan el dinero de la entrada!”; otras veces una película consigue hacernos salir de la sala con la plena, total, absoluta y “sincera” convicción de cambiar el mundo o cambiarnos a nosotros mismos. Después de ver películas como “La vida es bella“,”En busca de la felicidad” o “Slumdog millionaire“, podemos salir creyendo que cualquier cosa es posible… al menos durante los primeros 15 minutos. Muchos de nosotros vemos reflejados en esas tramas la crudeza de la realidad social capitalista, del sistema en el que vivimos, de los obstáculos burocráticos o los problemas económicos a la que se ve enfrentada la llamada “clase obrera” para salir adelante; y es por eso que esas historias consiguen conectar con tanta gente. Desde este enfoque, el cine permite, además de un efecto “catarsis” en el público, dejar huella de la realidad social de un país, una determinada clase social, o de una cultura en particular. En muchos casos sus efectos duran mucho más que eso, y se quedan durante años en nuestro subconsciente condicionando nuestra forma de pensar y de sentir. El cine contribuye, por ejemplo, a crear estereotipos que influyen en nosotros sin darnos cuenta, como la idea de los príncipes azules, las Sarah Jessica Parkers viviendo en una gran ciudad, o las Bridget Jones, los Rebeldes sin Causa, los James Bond, los Jerry Maguire; o lo que algunos llaman el “sueño americano”, pero que gracias en buena parte a la forma en que el cine representa la realidad, se ha convertido en el sueño de millones, sin que necesariamente sea lo que suele pasar en la vida real. El cine puede contribuir a crear ideales en cuanto a lo que representa la felicidad o el éxito en la vida de una persona, que no corresponde necesariamente con la realidad de una cultura o de una persona. En otros casos, el cine se corresponde bastante con esa realidad cuando nos narra la historia de “Juno“, una de las miles adolescentes que se quedan embarazadas todos los días; o la de uno de los cientos de periodistas asesinados cubriendo un conflicto, que para el caso es en Afganistán, contado a través de su viuda embarazada, en “Un corazón invencible”.

chaplin21

Las películas tienen efectos poderosos en nosotros, por tres razones básicas: consiguen hacernos sentir, después pensar y en algunos casos actuar. Es innegable influencia que filmes como “Triumph of the will” (usado como propaganda Nazi) tuvo en su tiempo, o como “Fahrenheit 9/11“, de Michael Moore, logró cambiar, no solo en los propios norteamericanos, sino también en muchas personas alrededor del mundo, la percepción de las políticas de La Administración Bush, atrayendo la atención sobre los errores que podían estarse cometiendo. Influencias que más tarde se traducirían en apoyos o votos hacia una determinada ideología, y que terminarían condicionando el destino de un país. Otras películas como “Ghandi”, “Evita”, “Todos los hombres del presidente”, “Dr. Zhivago”, “Citizen Kane”, “El Lobo”; o “Harvey Milk” (a favor de la lucha de la comunidad Gay), registran momentos históricos, conflictos políticos o sociales de sus tiempos.

One Comment leave one →
  1. Esther permalink
    2 marzo 2009 00:16

    será cuestión de ver cómo continúa este blog…🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: