Skip to content

De calentamiento, de encarcelamiento y de todo lo contrario

16 marzo 2009

Hoy sesión triple, sin muchos travellings y movimientos de cámara para recrearse, al fin y al cabo: un documental, un reportaje y una película.

gore11) Una verdad incómoda, de Al Gore, que -decían- traería a a Tarragona su verdad sobre el calentamiento global en un futuro no muy lejano. Hace relativamente poco me cayó su libro en mis manos y me entusiasmó, sobretodo por las fotografías, las imágenes, el diseño. En pocas palabras, el packaging de la idea me pareció muy tentador e interesante. Tenía muchas ganas de ver el documental, y me ha defraudado. Me ha defraudado, no porque considere que Gore no tiene madera de orador. Tampoco por sus chistes -malísimos, hay que reconocerlo-, sino porque ya tenía yo cierta idea de todo lo que se explica a lo largo del documental. A partir de esto, hay que reflexionar sobre la limitada consciencia moral y global de los norteamericanos, para ellos el mensaje de Gore es de otro planeta: para los Estados Unidos, en el contexto en que se estrenó, era sumamente novedoso. ¿Realmente los yanquis son como los pintan en los Simpsons y en Padre de Familia? No quería ser consciente de ese detalle, y hoy me he topado con la realidad.

espalda5

2) La vida, de La Espalda del Mundo. Volvemos a reprender el tema de la gloriosa América y todo lo que comporta. No me hubiese pasado por la cabeza que ésta fuese una producción española, producida por Elías Querejeta. Me ha dejado helada, tanto o más como el aula donde la he visto. Trata sobre la pena de muerte -o la vida- y realmente es chocante, en el sentido malo de la palabra. Uf. Hay que verla. Comienzo a tener miedo de los norteamericanos.

stupeur1

3) Stupeur et Tremblements (la traducción vendría a ser algo como “estupor y tembleque”, lo que había que sentir en presencia del Emperador chino a principios del siglo XX). No es ni otra película de geishas, ni otra Amélie. No, no es nada de todo esto, y me ha sorprendido mucho que no fuese así. Esta Amélie -Amélie Nothomb- es belga y escritora, nació en China, y por lo tanto, es un caso aparte. Entra a trabajar en una empresa del país y muestra la jerarquía laboral china: terrible y casi una pesadilla. Es un humor extraño, muy exótico a lo mejor para quienes estamos acostumados a las películas de los americanos que no tienen ni idea de calentamiento ni de lo que supone el encarcelamiento.

One Comment leave one →
  1. 11 enero 2010 14:31

    Hey, I found your blog in a new directory of blogs. I dont know how your blog came up, must have been a typo, anyway cool blog, I bookmarked you. 🙂

    I’m Out! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: