Skip to content

Sueños de barrio bajo

14 mayo 2009

En mitadcinemitadverdad nos gusta que nos hagáis sugerencias (y que comentéis, rebatáis, nos critiquéis, que nos pongáis a caldo y que nos tiréis flores). De hecho, en uno de los comentarios de la última entrada nos recomendaban la cinta Barrio, de 1998, dirigida por Fernando León (Los lunes al sol, Princesas, Familia) y producida por Elías Querejeta. Y hoy hablaremos sobre ella. Antes, su tráiler para ambientarnos.

El lenguaje audiovisual -¡me quedo con los barridos de imagen!-y el cuidado tratamiento de los personajes son vasos comunicantes en Barrio. No podríamos hablar de ésta como una película completa si faltase su logrado realismo de suburbio madrileño (como el de la serie Aída, que es puro drama que llega a la hilaridad) o su realización, con nada que objetar.

barrioDejando a un lado la parte técnica, nos centramos en la humanidad del film. León nos hace testigos del transcurrir de la vida en un barrio marginal en la periferia de Madrid. Javier, Rai y Manu son tres muchachos que sueñan -de manera dispar entre ellos- salir de su situación.

Sin embargo, el ‘barrio’ tiene el papel protagonista. Es agente socializador, y los tres chicos están inmersos en un ambiente precario y de marginalidad, en una situación de riesgo. Todo tipo de problemas sociales se dan cita en el ‘barrio’: pobreza, exclusión social, marginación, desempleo, prostitución, drogadicción, alcoholismo, delincuencia, violencia de género, mendicidad, incultura y desarraigo. El barrio es la antítesis de la ciudad, la que ofrece los recursos educativos, sanitarios y de atención social de los que el extrarradio carece.

Demos una vuelta por España. El barrio de Barrio se ubica en Madrid, pero bien se podría tratar de cualquier otra periféria de metrópoli o capital de provincia, donde se aglomera la población inmigrante, donde se crean ghettos, donde la vida es precaria y quienes la viven sueñan -como los tres chicos de la película de León- con otra way of life. Las ciudades del sur de Madrid y las que se confunden con el área metropolitana de Barcelona, el barrio de la Mina de la ciudad condal o el Polígono Sur de Sevilla son los ejemplos que siempre oímos citar. Aunque no es necesario ya irnos hasta las afueras: tenemos el barrio de Lavapiés en pleno centro de Madrid o el Raval -multicultural- de Barcelona, con los mismos síntomas que padece el barrio de Fernando León. Ni tampoco hace falta que nos desplacemos a las grandes urbes. Camp Clar, junto a Tarragona (ciudad de 100.000 habitantes), era un barrio obrero que acogió a la inmigración andaluza y extremeña que llegó en los años 70, junto con personas de étnia gitana. Ahora acoge a magrebíes y latinoamericanos, todos ellos con un perfil socioeconómico bajo. Aún así, los chicos de su instituto no dejan de soñar y tienen sus aspiraciones, como Javier, Rai y Manu.

Algo que llama la atención de la trama de la película Barrio es que la barrio2televisión aparece constantemente. Las familias comen siempre con ella puesta y es el hilo conductor de la mayoría de sus conversaciones. El televisor es la ventana al otro mundo, el mundo con el que sueñan los tres protagonistas. La publicidad les hace ver que hay otra vida mucho mejor y proyectan en ella sus esperanzas y expectativas de futuro, sus anhelos por una vida mejor. Toda la vida (en la publicidad) es sueño. Y los sueños, sueños son.

4 comentarios leave one →
  1. fmuntion permalink*
    15 mayo 2009 15:19

    Uno de los mejores posts!Congratulations compi!

  2. adrián permalink
    19 mayo 2009 12:24

    Sin duda Barrio fué el punto álgido de Fernando León, que en su aspiración de convertirse en el Ken Loach español se ha volcado en temas sociales sin llegar a ser repetitivo (quizás con “Princesas” ni aportó nada nuevo respecto a “Barrio”, aunque el tirón del nombre que ya si tenía y un argumento más explícito le hicieron reventar la taquilla).

    Discrepo en que Barrio pueda asemejarse ni remotamente a Aída, que para mis gusto es una serie que para nada refleja la realidad social de un barrio: el 90% de los personajes son maleducados, malhablados, ignorantes, rabaleros. Espero no caer en un tópico si digo que enlos barrios hay gente más educada que en la “city”; que ahí se aprenden valores que jamás tendrán los niños de La Moraleja o Pozuelo. Aída es una serie malsonante y estridente como la tal Carmen Machi: por eso ha ganado tanta audiencia🙂

    La lástima es que en España la frustración de los barrios no repercuta más en creaciones culturales: en Francia se ha creado toda una corriente de rap a raíz del desamparo que viven en el extrarradio de París. En expaña, sólo “La Excepción” ha conseguido sacar la cabeza de Pan Bendito y hablar de lo que allí pasa.

    Y aunque no os gusta que critique ni la parte técnica ni como está escrito el artículo, paso. Esto es un banco de pruebas para vuestra profesión del futuro así que a aguantar:
    – Esther: Tras el triler, los párrafos 3 y 4 no me dicen nada!! Son demasiado descriptivos: ya entiendo el concepto que quieres decir, que en España hay muchos barrios como el de la peli, pero no es necesario que me los enumeres todos y cada uno en sus diferentes modalidades! Si el concepto se entiende.. Y colocar todos los temas que trata la película (drogadicción, exclusión, marginación..) no me aporta nada a la lectura y ni siquiera acabé de leerlos . También captaba el mensaje. Me hubiese gustado que hubieses hilado más fino, porque me has dicho lo que todos: barrio marginal con niños en busca de futuro. Me has hablado una y otra vez del argumento pero a excepción de la parte de la televisión (que por cierto no me dí cuenta de ello y me ha encantado ese detalle que has percibido)me he quedado un tanto frío con el artículo..

  3. José permalink
    19 mayo 2009 21:35

    Hola chicas, soy José (compañero vuestro de clase) y de tanto oiros hablar sobre vuestro blog, me animo a entrar en estos debates. Dos cosas:

    – Frida tiene razón: es un post muy atractivo y bueno.
    – Lo segundo es para Adrían, porque cuando dices que ‘Barrio’ fue el punto álgido de Fernando León de Aranoa, no estoy de acuerdo. ‘Barrio’ le hizo famoso y confirmó lo que ya hizo con ‘Familia’, pero su gran película (de gran calado social), fue ‘Los lunes al sol’, la cual yo considero una obra genial, emotiva, cruda y lo que es peor: real y atemporal.

    Por lo demás, me seguiré pasando por este blog porque me parece atractivo (a pesar de bien diseñado) combinar cine y una perspectiva social.😉

    José,,,

  4. adrián permalink
    20 mayo 2009 12:49

    A jose:
    Quería decir (y es verdad que está mal escrito) que fué su punto álgido en su intento de convertirse en Ken Loach (intento, no más), dado que “Familia” (sólo se me ocurre otra opera prima que tenga tan poco que ver con la posterior evolución de un director de cine: hablo de “vacas”, de medem) no adivinaba las intenciones de Fernando León, por más que su look dejado – sofisticado pudiera ir anticipándolo. Se rumorea que ahora anda viéndose todos los capítulos de Callejeros buscando un argumento para su próxima película🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: